Consejos para preparar la piel para tomar el sol

piel-sol
Seguro que estarás preparando la maleta para poner rumbo en agosto a la playa. Al preparar el viaje, siempre se piensa en la ropa que hay que llevar, los zapatos, los bikinis… pero muchas veces nos olvidamos de algo que es fundamental: preparar la piel para el sol. Y es que no se trata solo de elegir un buen protector solar –que también es fundamental-, sino de proporcionar a la dermis unos cuidados previos para evitar y minimizar los posibles daños de los rayos solares. Aquí te contamos unos consejos para que puedes prepararte.
SEGUIR LEYENDO “Consejos para preparar la piel para tomar el sol”

Cómo beber agua para adelgazar


Seguramente ya sabes que beber agua te ayuda a adelgazar, y quizá hasta lo has puesto en práctica si quieres mantener tu peso o si estás siguiendo una dieta para bajar esos kilos que te sobran. En muchas ocasiones, sin embargo, beber agua no parece ser tan efectivo como todo el mundo dice, y acabamos renunciando o, lo que es peor, incluso poniendo en peligro nuestra salud bebiendo al día más agua de lo que es aconsejable.

Habitualmente, esto se debe a que, para que sea efectivo, es necesario seguir una serie de pautas a la hora de beber agua, para que de ese modo sea completamente eficaz.

Debemos beber como mínimo dos litros de agua a lo largo del día. Es aconsejable ir repartiéndolo para mantenernos hidratadas todo el día y, de ese modo, combatir la retención de líquidos.
SEGUIR LEYENDO “Cómo beber agua para adelgazar”

Hidratarse es bueno para la salud


Es importantísimo hidratarse, más de lo que probablemente imaginabas. Según el II Congreso de Hidratación Nacional una pérdida de hidratación del 2% puede causar bajones en nuestro rendimiento. Aunque se trate de una deshidratación leve, puede afectar a la atención, la memoria e incluso el cansancio, la fatiga, la somnolencia y la concentración.

Sabiendo todo esto más de 400 expertos nacionales e internacionales trabajan duro a diario para hacernos ver que la hidratación es una cosa que hay que tomarse muy en serio.
SEGUIR LEYENDO “Hidratarse es bueno para la salud”

La piel y las duchas con agua caliente


El mundo es bastante cruel, a veces. Los más sabrosos los alimentos son malos para tu salud, la ropa más bonita es demasiado cara para tu bolsillo, un relajante baño de agua caliente puede ser malo para tu piel… ¿cómo algo tan aparentemente inofensivo como el agua caliente puede causarnos problemas en la piel? Para responder a esta pregunta, vamos a empezar echando un vistazo a la estructura de la piel.

La piel está compuesta de diferentes capas incluyendo el tejido subcutáneo y la dermis. Los baños de agua caliente afectan a la capa más externa, la epidermis. La epidermis está compuesta principalmente por células cargadas de queratina, la misma sustancia que compone el cabello y las uñas. Estas células, llamadas queratinocitos, no sólo proporcionan una defensa contra el medio ambiente, sino también ayudan a tu piel a retener la humedad. Para ayudar a los queratinocitos a retener la humedad de la piel, tu cuerpo produce una capa fina de aceite.
SEGUIR LEYENDO “La piel y las duchas con agua caliente”

Trucos para beber litro y medio de agua al día


Sabemos que para conservar nuestra piel hidratada, eliminar toxinas y ayudar a evitar la retención del líquidos necesitamos beber, al menos litro y medio de agua al día, siempre dependiendo de nuestro estilo de vida y el clima en el que residamos. Sin embargo, muchas veces se hace cuesta arriba lograr a beber el agua, y llegamos a la noche habiendo tomado apenas dos vasos. Aquí te dejamos unos consejos para lograrlo:

– Ten siempre a mano una botella pequeña de agua o un vaso lleno para recordarte que debes beber.

– Bebe pequeños sorbos regularmente, aunque no tengas sed. Si tienes sensación de sed, bebe en ese momento, no lo dejes para después, ya que la sensación de sed te indica que tu cuerpo comienza a deshidratarse.

– Algunas personas prefieren beber agua fría. En ese caso, puedes conservar la botella en un envase térmico o meterla en el refrigerador, pero es conveniente que no esté demasiado fría y que la calientes un poco en la boca antes de tragarla.

– Cuando salgas de compras o a pasear, llévate siempre una botellita de agua. Si no quieres llevarla en la mano, puedes agenciarte una bolsita pequeña para cargarla con más comodidad. Mientras paseas o corres, recuerda beber agua poco a poco a intervalos regulares para facilitar la eliminación de las grasas que se movilizan con el ejercicio.

– Crea una rutina para beber agua, por ejemplo, cuando te tomes un descanso de cinco minutos en casa o en el trabajo, empieza y termina el descanso con un vaso de agua. De ese modo lo convertirás en un hábito sin apenas darte cuenta.

– Si el agua te resulta muy insípida, puedes añadirle unas gotas de zumo de limón o un poco de zumo de frutas del sabor que desees. De ese modo te resultará más gratificante beberla y tendrás el beneficio añadido de las vitaminas.

Beneficios del agua


El agua es una parte muy importante de nuestras vidas. Hay que ser conscientes de que nuestro cuerpo requiere mucha agua sobre todo si queremos mantenernos de forma muy saludable. Hoy os vamos a contar algunas ventajas de tomar mucha agua en nuestro día a día.

1. Dientes y huesos más fuertes y saludables
Sorprendente ¿verdad? El fluoruro añadido adicionalmente a organismo proporciona una mayor densidad de los huesos y los dientes. La leche también es muy buena, pero el agua la supera.

2. Piel saludable y brillante
Muchas personas compran productos caros para eliminar o disminuir las arrugas o las antiestéticas manchas de la cara, el cuello u otras partes del cuerpo. El mejor producto, sin embargo, es el agua.

3. Regular las funciones intestinales y urinarias
Mantener sano el tracto urinario es indispensable para una vida larga y saludable. Esto también es válido para nuestro complicado sistema digestivo.

4. Pérdida de Peso
El cuerpo requiere mucha agua para metabolizar correctamente, y para mantener un peso saludable.


¿Cómo hacer que nos ayude?

1. Estableceremos el hábito de beber 2 vasos de agua antes de cada comida. Esto nos hará comer menos y nos ayudará a realizar una correcta digestión.
2. No importa qué tipo de ejercicio que realicemos (caminar, correr, andar en bicicleta, canoa, excursiones, etc.) siempre tenemos que llevar agua con nosotros. Mantiene tu mente despierta y sacia nuestra sed.
3. Evitar tentaciones. Si por ejemplo estamos disfrutando de unos buenos ratos de TV evitaremos comer y comer sustituyéndolo por una buena botella de agua. Esta nos evitará introducir en el organismo demasiadas calorías y demasiado azúcar.