Cómo tener un culo perfecto

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

jen selter
Por muy bien que comas, si no haces deporte y no te sometes a una operación nada recomendable, lo más probable es que tu culo no sea perfecto. Eso sí, como culo perfecto podemos encontrar opiniones de todos los gustos, porque en los últimos años se ha puesto de moda el que casi casi te permite romper sandías con un simple cierre de nalgas.

Dejando a un lado ese tema, te vamos a recomendar varios ejercicios que pueden acercarte a ese culo 10 con el que tantas veces has soñado.

Sentadillas

Existen varios tipos de sentadillas. Te recomiendo empezar sin peso para no sobrecargar en exceso la zona de los glúteos y los isquiotibiales. Con tres o cuatro series de 25 repeticiones cada dos días es suficiente para fortalecer la zona.

El puente

Tendrás que colocarte boca arriba y levantar el cuerpo por la parte del tronco manteniéndolo firme durante un par de segundos. Deberías hacerlo varias veces y te recomendamos no apoyar el culo a la hora de descansar para trabajar con éxito.

Zancadas

Tu rodilla no puede sobrepasar la punta de tu pie más avanzado. Con esa premisa debes caminar manteniendo el equilibrio y dando pasos generosos. También puede servirte avanzar con pasos más cortos, así que trata de combinarlos. Lo importante es que notes tus nalgas en tensión.

ejercitando

Eleva los talones

Es tan sencillo que lo podrás practicar en cualquier parte, incluso en el trabajo. Solo hay que levantar los talones y aguantar durante un buen puñado de segundos para ejercitar los glúteos. Parece una tontería, pero mejorarás una barbaridad.

Escaleras o steps

Todo un clásico que no podía quedarse fuera de esta recopilación. Subir escaleras te ayudará a mover un buen número de músculos situados en tus piernas, incluidos los que hacen que tu culo luzca más o menos bien durante los meses de verano. Puede que te aburras subiendo y bajando, así que ten a mano un reproductor de música o una televisión para entretenerte sin bajar el ritmo.

Para terminar, siempre puedes confiar en las cremas con efecto ‘push-up’ que venden algunas marcas, aunque mi opinión sobre las mismas es más bien negativa. Perderás mucho dinero y no verás los resultados por ninguna parte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *