Conocer el cuerpo para elegir una dieta

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Qué bien suena: “perder peso es muy fácil”. Pero, la verdad, es que puede ser un proceso duro mediante el cual, obtener los resultados esperados puede resultar muy cansado. Ser obeso o tener sobrepeso es una preocupación que ronda a una gran parte de la sociedad. La mayoría de las personas prueban con diferentes dietas y ejercicios para bajar de peso pero, los resultados tardan en llegar. Hay que intentar que el proceso sea menos costoso y más rápido.

Bajar de peso se centra en una fórmula simple, que es la de la ingesta de pocas calorías y quemar más calorías. Antes de decidirnos por una dieta específica, es importante comprender la cantidad de energía y calorías que nuestro cuerpo necesita. Debido a la diferencia en la naturaleza del trabajo y también de nuestros cuerpos, la comprensión de las necesidades básicas del cuerpo es importante.

Debemos recordar que las verduras están repletas de vitaminas, minerales, antioxidantes y fibras. Son bajas en calorías y nos hacen sentirnos llenos antes. Estas pueden conseguir que comamos menos de nuestras comidas favoritas como por ejemplo un bollo de postre. Es cierto que nuestros cuerpo requiere de una cierta cantidad de hidratos de carbono. Sin embargo, es necesario equilibrar los hidratos de carbono simples con los hidratos de carbono complejos.

Los carbohidratos simples son fáciles de digerir. La mayoría contienen azúcares refinados. Zumo de fruta, yogur, leche, miel, frutas, etc. son algunos ejemplos. Los hidratos de carbono complejos tienen mucha fibra, y nos lleva más tiempo digerirlos. Pan, cereales, pasta, legumbres, etc., son algunos ejemplos. Es importante reducir la ingesta de azúcar y el equilibrio de la proporción de hidratos de carbono simples y complejos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *