Dieta Perricone para perder kilos y arrugas

Dieta Perricone
Seguramente habrás oído hablar de la Dieta Perricone, que últimamente está en boca de todos porque muchas famosas y actrices la siguen e, incluso, se dice que la Reina Letizia también hace esta dieta. Su principal particularidad es la de ofrecer un plan de belleza integral, ya que con ella se pierden kilos y también arrugas en solo un mes. ¿Cuáles son sus claves? Atenta.

Las bases de la dieta

Esta dieta del doctor Nicholas V. Perricone, no está realmente diseñada para adelgazar, aunque se percibe que quien la sigue, sí consigue bajar peso. En realidad es un tratamiento de belleza para que se proyecte un cuidado interior en el aspecto externo de la persona.

De ella existen dos versiones, siendo una de 28 días, mientas que la otra es de tres días para conseguir un efecto flash. Pero básicamente los principios que se siguen son los mismos.

Y, como la mayoría de las dietas, se centra en potenciar una serie de alimentos y reducir otros. Para ello, contempla cuatro nutrientes que son claves por sus propiedades anti-inflamatorias, pro-tensora, antioxidante y anti-renteción.

dieta perricone
Uno de estos grupos se corresponde con las proteínas de calidad que se encuentran en pescados frescos, sobre todo, el salmón, así como en el pavo, pollo, huevos, yogur natural, quinoa, almendras o tofú, entre otros, siendo recomendable que sean productos orgánicos y no modificados genéticamente. Tampoco tienen que llevar hormonas, edulcorantes ni conservantes.

Otro grupo son los hidratos de carbono complejos y la fibra, siendo conveniente ingerir frutos rojos, cebollas, avena, limón y cebollas. Igualmente, hay que tomar ácidos grasos esenciales que se encuentran en alimentos como el salmón, atún, sardinas, semillas de girasol, pistachos o aceite de oliva, así como vitaminas antioxidantes y ácido alfa lipoico, que el cuerpo puede digerir a través de fresas y frutas rojas, sardinas, bayas de acaí, espinacas o brócoli.

Por el contrario están desaconsejados el azúcar, el café, los refrescos light, zumos envasados, alcohol y el tabaco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *