¿En qué consiste una operación de mamas tuberosas?

mujer
Como seguramente ya sabrás, las mamas tuberosas son una malformación congénita no hereditaria que afecta a muchas mujeres y que se empieza a manifestar cuando se desarrolla el pecho. Algunas de las características reconocibles de este tipo de mamas son las areolas grandes, la forma tubular, un surco submarino alto, separación entre mamas, asimetría mamaria y hernia areolar.

No son pocas las clínicas de estética que se dedican a operar mamas tuberosas con el objetivo de corregir esa malformación a la que también se conoce con los nombres de mama tubular, mama caprina y mama constreñida.

¿Cómo saber si tengo mamas tuberosas?

Las mamas tuberosas suelen presentar una serie de características que son de fácil reconocimiento. La areola es grande, se reduce el volumen del parénquima mamario, el surco submarino se eleva por encima de lo habitual, se aprecia una pseudohernia del parénquima mamario a través de la areola y la piel sufre una restricción que se manifiesta de forma vertical en la parte interna de la mama y de forma horizontal por debajo de la mama.

¿Por qué ocurre?

Hay que decir que se han llevado a cabo estudios de todo tipo para determinar las causas de las mamas tuberosas. Sin embargo, no se ha llegado a una conclusión unánime porque no se asocia a un desorden genético y tampoco se ha podido concluir que existe transmisión hereditaria. Lo que sí se puede afirmar es que las mujeres que necesitan una operación de mamas tuberosas presentan una brida fibrosa entre la piel y el tórax que no permite que la mama se expanda como debería expandirse cuando está en crecimiento.

Tanto el desarrollo como el tratamiento varían en función de si el anillo afecta a todos los cuadrantes, a los cuadrantes inferiores o solo al cuadrante ínfero-interno.

quirofano

Tipos de mamas tuberosas

A la hora de clasificarlas, se establecen una serie de diferencias que permiten planificar la operación quirúrgica mas adecuada en cada caso. Por ello, podemos distinguir entre los siguientes tipos de mamas tuberosas:

Tipo I: Hipoplasia del cuadrante medial inferior.

Tipo II: Hipoplasia de ambos cuadrantes inferiores.

Tipo III: Hipoplasia de los cuatro cuadrantes.

Objetivos de la cirugía de mamas tuberosas

Cada vez hay más mujeres que deciden recurrir a la cirugía de mamas tuberosas por los múltiples beneficios que aporta. De entre los objetivos que se persiguen, podríamos destacar los siguientes:

– Incremento del volumen de los senos a través de un injerto de grasa o una prótesis.

– Incremento de la cantidad de piel en la parte inferior del pecho.

– Reducción de pliego inframamario.

– Reubicación de la glándula empleando cortes o colgajos.

– Reducción del tamaño de la areola.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.