La dieta baja en sal


La mayoría de nosotros tomamos demasiada sal o sodio. Esto puede ser desastroso para nuestra salud, ya que eleva la presión arterial y puede producir enfermedades cardiacas y accidentes cerebrovasculares. Según Food Standards Agency (UK), deberíamos restringir nuestra ingesta de sal a unos seis gramos al día. Sin embargo, la media de algunas mujeres en el Reino Unido es de ocho gramos, mientras que los chicos llegan a los 11. Una dieta baja en sal, es la que se centra en la ingesta de menos de seis gramos (se trata de una cucharadita).

La sal se encuentra en los alimentos procesados, las comidas preparadas, las conservas, etc. Diferentes investigaciones han demostrado que si se reduce la cantidad de sal en la dieta se puede reducir la presión arterial en sólo cuatro semanas. Si estás pensando en empezar una dieta para continuar con tu “operación bikini”, la dieta baja en sal puede ser perfecta pero recuerda que siempre debes consultar con tu médico.

¿Cuáles son las desventajas de esta dieta? Ninguna, en términos de salud. Pero puede ser difícil calcular la cantidad de sal que se encuentran en ciertos alimentos y por lo tanto la cantidad que se está comiendo realmente. El nombre técnico de la sal es el cloruro de sodio y por lo tanto debes buscarla así en muchas etiquetas de los alimentos que compres.

Pero la confusión no viene solo con el nombre; la sal es igual a dos veces y media la misma cantidad de sodio. Por ejemplo, 1,2 g de sodio es igual a 3 g de sal. Ten cuidado y revisa bien estas cosas antes de adquirir cualquier producto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *