La dieta para vivir más y mejor

dietas
Ya se ha despedido el año 2016 y se ha dado la bienvenida a 2017. Con ello, se dice adiós a los días de excesos y toca volver a cuidarse como siempre y también a perder esos kilos de más que se han cogido con las celebraciones, lo que supone toda una oportunidad para conseguir el peso saludable y lograr el propósito de adelgazar. Y para ello, hoy vamos a hablar de la dieta conocida como The Blue Zones que, además, tiene la particularidad de ayudar a que las personas vivan más y tengan mejor calidad de vida. La verdad es que es bastante llevadera porque no es restrictiva.

La dieta

Esta dieta se basa en las investigaciones que se han realizado en varias zonas en el mundo en las que se observaba que sus habitantes eran muy longevos, superando notablemente la media de vida de los diferentes países.

Tras estos estudios y, de acuerdo con la alimentación y cuidados que se seguían, se ha elaborado esta dieta con la que tan solo se deben seguir unos hábitos sencillos y fáciles de incorporar en el día a día. De hecho, se basa tan solo en principios básicos como beber seis vasos de agua diarios, ingerir carne solo dos veces por semana, no consumir pan blanco y tomar semillas y tofu en las comidas.

De este modo, se da prioridad a los productos vegetales como las frutas y verduras, siendo recomendable cultivarlos uno mismo en su huerto o bien la otra opción es optar por los procedentes de la agricultura ecológica y por los alimentos que sean de temporada. La clave está en comer lo más natural posible, lo que también se aplica a legumbres y arroz.

dietas
Sin embargo, esta apuesta no consiste en dejar fuera otros alimentos, ya que es posible comer carne, pescado y lácteos, aunque su ingesta es moderada. En cuanto a las bebidas, aunque se pone el foco en el agua, puede tomarse algo de alcohol como vino tinto en las comidas.

Sobre las cantidades a tomar, tampoco hay problema porque no se pesan, pero sí es cierto que no hay que comer hasta estar llenos, sino que el tope está en sentirse saciado.

Todo ello se tiene que complementar con actividad física, pero sin ser necesario sudar a la gota gorda en el gimnasio. La máxima en este caso es estar en activo y no pasar demasiado tiempo sentados. De hecho, no están mucho tiempo quietos, ya que se mueven cada 15 minutos a través de diferentes actividades. Una de las mejores es caminar. No obstante, hay pequeños descansos como la siesta, que no debe exceder de 30 minutos.

Y, sobre todo, hay que olvidarse de los ordenadores, móviles, tabletas… procurando mantener relaciones en persona con amigos, familia… y haciendo actividades con ellos que redunden en un mayor bienestar personal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *