La dieta perfecta para combatir el calor

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter2Share on Google+0

dieta-calor
Este verano está siendo uno de los más calurosos de los últimos años. Con las altas temperaturas, a veces, no se come bien y es difícil seguir la dieta porque o no se tiene hambre y se saltan comidas para luego tomar más cantidad de alimento de la que se debe o bien se opta por ingerir aquellos que aportan más energía, y también calorías, para paliar ese cansancio generalizado que se siente. Sin embargo, calor y dieta no están reñidos. Más bien todo lo contrario porque con una buena alimentación, adaptada a esta época del año, se puede mantener la báscula a raya y bajar la temperatura corporal para sentirse más fresco.

Bebidas

Siempre es importante velar por que el cuerpo esté perfectamente hidratado. Y, en verano, mucho más. Por este motivo, una de las primeras pautas a seguir es beber agua porque, además de hidratar el organismo, ayuda a equilibrar la temperatura corporal. Para conseguir este objetivo, mejor tomarla a temperatura ambiente que fría.

Aparte de agua, se pueden tomar otras bebidas como infusiones, que se pueden tomar con el hielo, pero no demasiado frías, o bien calientes. Y es que las bebidas calientes ayudan a liberar el calor del cuerpo sofocante y a contrarrestar los efectos de las altas temperaturas. Por ejemplo, una buena opción es el té.

Y, finalmente, otras alternativas, aunque deben tomarse más ocasionalmente, son la cerveza y el vino -se pueden mezclar con gaseosa-, que ayudan a refrescar el cuerpo. Mucha precaución con ellas si se quiere adelgazar.

dieta-calor

Alimentos

La hidratación del cuerpo no se hace solo por las bebidas ni tampoco la regulación de la temperatura. Los alimentos son otros perfectos aliados. En esta época del año, hay que primar el consumo de frutas y verduras como, por ejemplo, el apio, sandía, melocotón, melón, albaricoque y pepino porque aportan agua al cuerpo.

Los cereales integrales también son de gran ayuda porque tienen un importante aporte de magnesio, lo que ayuda a recuperar la energía tras sudar. Y, a la hora de condimentar las comidas, es bueno emplear especias como la pimienta porque regulan la temperatura del cuerpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *