Las dietas líquidas

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Las dietas líquidas son de los mejores tipos de dieta que pueden realizar aquellas personas que están sufriendo condiciones médicas tales como enfermedades del sistema digestivo y enfermedades de estómago. Estas dietas también son recomendables para las personas que se sometan a cirugías. De todas formas, antes de comenzar con estas dietas, lo mejor es que hables con tu médico.

Seguir un plan de dieta líquida es también la última moda entre las personas que quieren perder una gran cantidad de peso. Existen diferentes tipos de dieta líquida, como la dieta de líquidos claros, la dieta líquida completa y la dieta blanda. Cuando una persona decide realizar una dieta líquida completa, dicha persona está obligada a consumir diferentes fuentes saludables de alimentos líquidos, que son también el principio básico de la dieta de líquidos claros.

Lo único que separa a la dieta líquida completa y la de líquidos claros, es la inclusión de la leche y una pequeña cantidad de fibra en la dieta líquida completa. La dieta líquida es una dieta hidratante. La limpieza de los intestinos promueve la pérdida de peso de manera saludable. Sin embargo, es importante entender que los alimentos líquidos se deben consumir en un corto plazo. Esta es una de las razones por la cual este tipo de dietas completas se prescriben durante una etapa de transición entre la dieta de líquidos claros y dietas blandas.

La dieta líquida completa contiene cereales, sopas de crema, la leche y batidos, postres y flanes. También puede incluir pulpas, néctares y zumos de diversas frutas y verduras. También es importante recordar que esta dieta no es adecuada para las personas que sufren intolerancia a la lactosa. Siempre, consulta antes con tu médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *