Las mejores frutas para estar delgada

frutas adelgazantes
Con la llegada del buen tiempo seguimos inmersas en la operación bikini para conseguir estar en forma y lucir cuerpazo este verano. Una época en la que con el calor no apetece comer tanto y en la que se suelen cambiar algunos hábitos alimenticios, tendiendo por ejemplo a tomar más piezas de fruta fresca. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la fruta también puede engordar porque hay algunas que tienen un alto contenido en azúcar. Por el contrario, otras tienen muy poco índice glucémico, además de presentar otros beneficios. Aquí te damos nuestra lista.

Las frutas

La mejor fruta para estar delgada es la manzana. La razón radica en su bajo contenido en azúcar, además de ser muy saciante y tener un contenido más que apreciable de fibra, lo que redunda en un mayor nivel de saciedad.

En segundo lugar hay que hablar de los arándanos que es una de las frutas estrella, también dentro de los frutos rojos, que son todos idóneos para las dietas. En este caso, sus beneficios se centran en ayudar al organismo a deshacerse de las toxinas que pueden conllevar un aumento de peso.

Cítricos como el limón son igualmente un buen aliado para mantener los kilos bajo control. La clave está en su poder de desintoxicación, lo que se traduce en evitar el cúmulo de grasas en el organismo. Además, también ayuda a que desaparezcan las grasas que ya se tienen.

frutas adelgazantes
El aguacate es otra de las frutas estrella. Su poder se basa en acelerar el metabolismo, de manera que propicia que se quemen las grasas a mayor velocidad. Otra de sus ventajas es su contribución a aumentar los niveles de testosterona, que ayudan a bajar de peso.

Las frutas desecadas son otra de las opciones ideales que se tienen para perder kilos. En este caso, hay que tener cuidado porque tienen calorías por lo que no es conveniente tomar más de 30 gramos al día. Y, ¿por qué ayudan a bajar de peso? La respuesta no es otra que la de ayudar a liberar el azúcar en la sangre lentamente lo que se traduce en no tener “picos de hambre”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *