Los cinco mejores tratamientos para acabar con la celulitis

celulitis
Aunque estamos ya a punto de acabar el verano, no hay que bajar la guardia ni dejar de cuidarse. Es conveniente pensar que tenemos todo un año por delante para conseguir mejorar esas partes del cuerpo que nos gustan menos y combatir problemas como la celulitis con la que no se acaba de la noche a la mañana. Para alcanzar el objetivo de lucir un cuerpo libre de grasas localizadas, aquí te contamos los cinco mejores tratamientos.

Succiones

Las técnicas de succión son bastante efectivas para acabar con la celulitis. Este sistema consiste en succionar la piel a través de una especie de bisturí finito que está preparado para hacer esa succión.

Con este sistema, se consigue desbridar las adherencias que genera la celulitis y que hace que aparezcan los hoyuelos de la piel de naranja. Es una técnica, se hace una en una sola sesión con anestesia tópica, con la que se consiguen buenos resultados en celulitis moderadas.

Inyecciones

La mesoterapia también es otra técnica que permite acabar con la celulitis, aplicándose a través de pequeñas microinyecciones en la zona a tratar. Esto permite actuar de forma localizada y sin toxicidad. Un sistema que está más indicado para las celulitis más duras.

celulitis

Temperatura

Otro de los tratamientos consiste en aplicar calor en la zona a través de radiofrecuencia o cavitación, entre otros sistemas, con el fin de disolver las células adiposas en el interior. La clave de esta técnica es que hace una inducción de colágeno, que involuciona con la pérdida de estrógenos para conseguir ese efecto tensor de la piel.

La celulitis no solo se va con el calor. Otros sistemas emplean el frío a través de aparatos que tienen una temperatura bajo cero y que contraen el colágeno, a la vez que rompen el adiposito. En todo caso, son técnicas más indicadas para zonas muy localizadas.

Cremas

Utilizar cremas es el sistema más clásico. Son efectivas desde el punto de vista que permiten movilizar las grasas y frenar el almacenamiento. Es importante elegirlas bien en función del tipo de celulitis que se tenga.

Masaje

Aunque hay quien no lo considera un tratamiento en sí, lo cierto es que los masajes son fundamentales para acabar con la celulitis porque contribuyen a que desaparezca. Las opciones son diversas: rodillos, ventosas o bien las manos. Es, además, un sistema que se puede combinar con el resto.

Artículos relacionados:

Los tratamientos más efectivos contra la celulitis y grasas localizadas

Los mejores alimentos para no tener celulitis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *