Masaje Laken


Pocos placeres son comparables a liberarnos del estrés recibiendo un masaje relajante que, al mismo tiempo, nos ayude a recuperar nuestro mejor aspecto al tiempo que descansamos, nos recargamos de energía y dexintoxicamos nuestro organismo.

Todo esto lo lograremos si decidimos someternos a un masaje Laken, un tipo de masaje que se realiza con toallas calientes y cuyos efectos te sorprenderán.

Una vez que te hayas acomodado sobre la camilla, el terapeuta dejará caer a la altura de la nariz unas gotitas de lavanda a la altura de la nariz, e irá colocando toallas calientes humedecidas sobre nuestro cuerpo, para estimular la eliminación de toxinas.

A continuación nos quitan esta toalla y nos extienden otra seca a lo largo del cuerpo para después comenzar un masaje relajante en las piernas y los dedos de los pies.

La sensación de relajación que nos proporciona este masaje se verá incrementada por el uso de la cromoterapia que se hace en la cabina (combinando los colores verdes y azul), al tiempo que nos acompaña una música suave que hace que nuestra mente, al igual que nuestro cuerpo, se relaje.

El siguiente paso es aplicar otra toalla caliente seca que hace que los poros se dilatan, al tiempo que, si lo deseamos, nos aplican un aceite reductor para eliminar centímetros de más.

Finalmente nos retirarán las toallas poco a poco con suaves deslizamientos manuales. Al finalizar, nos sentiremos totalmente relajadas, al tiempo que llenas de energía debido a la desintoxicación realizada en nuestro cuerpo, y nuestra piel lucirá suave e hidratada gracias al aceite de lavanda.

1 comentario

  1. Buenos dias..nos interesa cruzar informacion relacionada con el masaje en sus diferentes versiones.Contamos con un instituto de formacion profecional y gabinetes para tal fin.gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *