Mejora la celulitis con pequeños trucos

celulitis
La celulitis sigue siendo uno de los principales problemas estéticos que afecta a las mujeres y uno de los más difíciles de prevenir y de evitar. Si ya se tiene grasa localizada en la zona de muslos y glúteos, se puede seguir una serie de consejos en casa para tratar de mejorar su aspecto y sentirse mejor consigo misma.

Los trucos

El primero de ellos es aplicar el celulítico de forma continuada. En función del tipo que se haya elegido se tendrá que poner dos veces, habitualmente por la mañana y por la noche, o bien una vez al día, siendo más recomendable por la noche. Muchas mujeres lo hacen por la mañana tras la ducha, pero en realidad el anticelulítico, salvo que indique lo contrario en las condiciones de su uso, es más efectivo a últimas horas del día porque se está tumbada y en esa posición se favorece la eliminación de líquidos.

Además, también es de gran utilidad aplicar el producto dando un pequeño masaje por la zona afectada porque así también se aumenta su efectividad. Este movimiento debe hacerse de forma suave y tiene que comenzar por el estómago haciendo giros en sentido de las agujas del reloj. En el caso de muslos y piernas, lo mejor es hacer el masaje ascendente para facilitar el flujo sanguíneo y que los nódulos de grasa se disuelvan.

celulitis
A la hora de dar un masaje, un truco: frota las manos con el producto previamente para que estén más calientes y así el anticelulítico penetre mejor y lo puedas aplicar más fácilmente por toda la zona.

Y, no te olvides, de los productos quemagrasa por excelencia como la cafeína y la carnitina, que preferentemente deben figurar en la composición del anticelulítico. En caso contrario, tienes la opción de preparar una especie de mascarilla en casa para incidir en las zonas afectadas por la celulitis para complementar el tratamiento.

Lo que tienes que hacer es limpiar bien la zona en la que hay celulitis y coger posos de café para aplicarlos en esta área, extendiéndolos y dejando que actúen unos diez o quince minutos como si fuera una mascarilla capilar. Luego hay que aclarar bien la zona para quitar todos los restos y ya se está lista. Verás cómo poco a poco el aspecto va mejorando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *