Sal para embellecer tu piel


La sal, además de ser esencial para el buen funcionamiento de nuestro organismo, tiene una serie de propiedades que, por sí misma, puede constituir un tratamiento de belleza para nuestra piel, tanto ayudando a mejorar su aspecto externo como contribuyendo a disminuir la flacidez de los tejidos.

Esta disminución de la flaccidez se debe a que, cuando nos la aplicamos sobre la piel, favorece el drenaje linfático de los tejidos, eliminando así toxinas, grasa localizada y líquidos retenidos. Con ello, conseguiremos una piel mucho más suave al tacto, disminuiremos volumen y la piel estará más luminosa y rejuvenecida, ya que la eliminación de las toxinas aumenta la oxigenación de los tejidos. Para lograr este efecto, tendremos que aplicarnos la sal sobre la piel siempre con un masaje circular que permita estimular esta función.

También podemos utilizar la sal para disminuir los poros y eliminar la suciedad y las bacterianas que se acumulan en ellos. Podemos utilizar una crema de sal con unas gotas de azul cítrico, y de ese modo contribuiremos a la limpieza de la piel y a mejorar su renovación celular, rejuveneciéndola.
Además de disminuir los poros, podemos recurrir a la sal cuando queramos realizar una exfoliación suave de la piel, realizando masajes circulares sobre la misma y evitando ejercer demasiada presión para no dañarla.

También podemos utilizar sales existentes en el mercado que combinan sal con aceites esenciales, con lo cual, tendremos el beneficio añadido de las propiedades de estos aceites, bien sean relajantes, energizante, drenantes, etc.

Es necesario siempre elegir una sal con una textura muy fina, para evitar dañarnos la piel cuando nos la apliquemos. Si para algún tratamiento natural utilizáramos sal gorda, la aplicaremos siempre con una presión muy suave. Donde nunca aplicaremos la sal es en la piel del rostro, ya que en ella puede resultar demasiado agresiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *