Síntomas del estrés


El estrés afecta a todo el mundo de diferentes formas. Algunas personas demuestran su ansiedad con diferentes síntomas externos, mientras que otros reprimen esa ansiedad. Algunos de los síntomas del estrés afectan al comportamiento, mientras que otros afectan a la persona con problemas físicos.

Un indicador de estrés son los cambios que se pueden producir en las costumbres alimenticias. Por lo general, una situación estresante se traducirá en una pérdida de apetito, sin embargo, algunas personas buscan consuelo y refugio en los alimentos. La fatiga es otro de los síntomas físicos de estrés. Muchas situaciones estresantes pueden producir que por las noches seamos incapaces de dormir. Empezamos entonces a sufrir insomnio que nos producirá a lo largo del día una fatiga considerable.


Podremos sufrir la aparición de acné. Nuestra cara puede resultar dañada por la aparición de molestos granos o de incluso de manchas cutáneas. También se pueden producir cambios en nuestro aparato digestivo (cansancio, cambios en las comidas, etc.) que nos pueden afectar haciendo que padezcamos de diarreas o de estreñimiento.

Cuando nos veamos ante una situación estresante intentaremos respirar profundamente. La respiración profunda hace que el oxígeno llegue a todas las partes del cuerpo de forma adecuada y este se relaje. Además debemos intentar hacer deporte para así quemar tensiones e intentaremos dormir bastante. Si de paso podemos permitirnos una semana de vacaciones en algún lugar perdido mejor que mejor, ya que intentaremos relajarnos y olvidar tensiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *