Cómo minimizar los efectos del estrés en la piel


La piel es un reflejo de nuestro estado psíquico. Seguro que alguna vez te han salido ronchas en brazos, piernas o, incluso en la cara, sin saber muy bien a qué se deben. Lo más probable es que se trate de estrés. De igual manera que un disgusto puede ocasionar un dolor de cabeza, la piel también reacciona cuando la persona está estresada.

El estrés provoca desequilibrios hormonales. Estos desequilibrios afectan a hormonas como son los estrógenos y la testosterona y repercuten sintomáticamente en la piel. Los efectos más frecuentes son los brotes acneicos repentinos, urticarias, arrugas, flacidez, caída del cabello y herpes bucales. Si eres de las que sufren estrés muy a menudo, no te preocupes. Sus efectos se pueden minimizar.

Beber mucha agua y usar cremas de aloe vera

Algunos brotes de nerviosismo se pueden minimizar con la simple tarea de mantener limpia la piel. La limpieza diaria del cutis previene la activación de las glándulas sebáceas. Evita tocarte la cara con las manos, así no pasarás las bacterias  al rostro.

Hidrata el cuerpo. Beber mucha agua ayuda a eliminar impurezas y previene el estreñimiento. Esto evitará que salgan erupciones en la piel.

Combate la sequedad y los picores en la piel con cremas que no bloqueen los poros. Hay algunas muy buenas que están formadas con mezcla de aceite de oliva virgen puro y aloe vera. El aloe vera tiene propiedades curativas para la piel y actualmente se usa en la mayoría de cremas.


Si estás estresada y te ha salido acné, búscate una crema con Retinol-A. El Retinol-A es una forma ácida de vitamina A que ayuda a exfoliar las células muertas y a curar el acné. Igual que el retinol, el ácido Glicólico disminuye la rojez de la piel con acné.

Hay quien busca a toda costa disimular las rojeces de la cara. Existen unos maquillajes que cubren las rojeces y, además, ayudan a disminuir la inflamación y cubrir imperfecciones. Si tienes un evento importante cerca, no dudes en utilizarlos, te vendrán bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *