Cómo tener un pecho bonito


Tener un escote bonito es uno de los mayores atractivos de una mujer. Aparte de los cuidados de l piel del escote, también tendremos que tener unos cuidados específicos para los senos, tonificándolos y reafirmándolos.

Para lograr esto, además de utilizar los productos que podemos encontrar en el mercado para dar firmeza adicional a nuestro pecho, podemos seguir una serie de consejos fáciles que nos permitirán ver los resultados en poco tiempo.

Un pecho firme

El paso de los años, los embarazos, los cambios hormonales e incluso las dietas de adelgazamiento influyen en una pérdida progresiva de la firmeza de los senos, que hace que vayan cayendo con el paso del tiempo. Para evitar esto, la primera medida es utilizar un buen sujetador, adaptado a la forma y tamaño de nuestro pecho, que nos permita sostenerlo, especialmente cuando hacemos deporte, ya que es cuando la piel que sujeta los senos más sufre.

También podemos aportar una tonificación adicional a nuestro pecho después de ducharnos. Para ello, acabaremos con un chorro de agua fría en los senos, pero no muy fuerte, pasaremos de un pecho a otro haciendo un movimiento en forma de ocho. El agua debe estar fría, pero no helada, debido a la sensibilidad de la zona.

Ejercicios


También podemos realizar una serie de ejercicios que nos permitan mantener el pecho firme, como los siguientes:

– De pie, con los brazos estirados a lo largo del cuerpo. Échalos hacia atrás y súbelos ligeramente, sacando pecho mientas lo haces. Despacio, vuelve los brazos a la posición de partida. Repite el ejercicio veinte veces.

– Pon los brazos en ángulo recto, delante del pecho y junta las manos como si fueras a rezar. Sube los brazos en posición vertical sin separar las palmas y bájalos de nuevo a nivel del pecho. Contrae el abdomen mientas lo haces. Repite diez veces el movimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *