Consejos para ponerse en forma

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

cuerpo en forma 2
En otoño e invierno no pensamos en ponernos en forma. Esos pensamientos los tenemos más bien en primavera y en verano, que es cuando guardamos los abrigos y nos preparamos para ir a la playa o a la montaña. Sin embargo, lo de estar en forma no deberíamos tomárnoslo como algo que solo es positivo desde un punto de vista de imagen. Si es lo que te va a animar a ir al gimnasio o a salir a la calle a correr perfecto, pero deberías interiorizar que el hacer deporte es algo muy recomendable para tu salud física y mental.

Nada de obsesiones

Con esto quiero decir que no debes obsesionarte con perder peso en cuatro días. Olvídate de las dietas que te obligan a pasarlo mal y como lo que tu cuerpo te pida sin acceder a los excesos. Apuesta por una dieta variada y olvídate de determinados elementos que a la larga te pueden traer problemas.

Ponerse en forma es un proceso más o menos largo. Debes tener paciencia. Tu cuerpo irá asimilando poco a poco la carga de ejercicio que hayas planificado. Cuando se convierta en una rutina y te vayas encontrando bien al salir a correr durante 30 minutos o al hacer 250 abdominales, podrás decir que estás empezando a ponerte en forma. Esa afirmación no la marcarán los michelines de tu barriga, puesto que hay gente que no los tiene y no está ni mucho menos en forma.

Come lo que te pida el cuerpo

Comer poco puede ser contraproducente si tu cuerpo necesita calorías. No es lo mismo una mujer delgada que una mujer corpulenta. No todas necesitamos las mismas cantidades de alimento, así que es un error pensar que no puedes comer esto o lo otro porque engordarás. Ten en cuenta que tu musculatura se puede atrofiar.

cuerpo en forma

Reparte las comidas

Evita al máximo los atracones de comida. Es mejor comer varias veces durante el día cantidades más reducidas. Los expertos en nutrición hablan de unas 2.000 calorías diarias que hay que tratar de repartir en unas cuatro o cinco comidas. Lo de hacerlo en cuatro es muy fácil, ya que nos podemos organizar con el desayuno, la comida, la merienda y la cena.

¡Motívate!

Para terminar, es importante que acudas al gimnasio o salgas a correr porque realmente te hace feliz. Evidentemente no disfrutarás tanto como con otras cosas, pero no debes tomártelo como una tarea, porque es entonces cuando abandonarás tus propósitos y llegarás a conclusiones erróneas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *