Perder las pestañas


La caída de las pestañas es un proceso normal que no debe preocuparte en exceso y que todos hemos sufrido alguna vez. Es muy normal que durante el día, al menos, perdamos dos o tres pestañas. Esto no debe preocuparnos demasiado ya que crecerá un nuevo folículo piloso que reemplazará a la antigua. El problema viene cuando estás perdidas son masivas y estas no consiguen volver a crecer.

Este proceso es conocido como alopecia. Esta es una enfermedad que suele golpear a los folículos pilosos de nuestro cuerpo. Si sufres este problema no dudes en acudir a tu médico para que a su vez este te envíe a un especialista. La caída de las pestañas también suele ser un síntoma del hipotiroidismo. El hipotiroidismo es un problema que se origina cuando no se produce la cantidad necesaria de hormonas tiroideas necesarias. Este problema produce una serie de trastornos en el cuerpo que deben ser controlados de inmediato por un médico.


Para que tus pestañas no sufran más de lo necesario, recuerda, que siempre debemos tenerlas bien cuidadas. Hay que tener en cuenta que ellas son las encargadas de proteger a nuestros ojos de cualquier “agresión” externa. Hay muchos productos que te ayudarán a cuidar tus pestañas, por ejemplo el aceite de almendras.

Recuerda algunos cuidados básicos:
-Nunca te acuestes sin desmaquillarlas.
-Utiliza tu rizador con moderación ya que a la larga puede terminar debilitándolas.
-Cuídalas de sol, ellas también sufren las consecuencias de los rayos ultravioleta.
-Hidrátalas.

Rizadores de pestañas


Utilizar un rizador de pestañas nos va a permitir dar a nuestras pestañas una mayor curvatura, haciendo así que nuestros ojos parezcan más grandes y nuestro rostro se “ilumine” más. Aunque cada día salen modelos diferentes al mercado de este producto de belleza, los expertos continúan recomendando el rizador de pestañas de metal de toda la vida. Aunque como te comentamos podrás encontrar versiones de plástico, térmicos, etc.

Aunque por su forma creas que es difícil su manejo, es todo lo contrario, no es nada difícil rizarte las pestañas con tu rizador de metal y tardarás más o menos unos 3 minutos. Cuando vayas a utilizarlo asegúrate de que tus pestañas están limpias, completamente libres de rimmel, o cualquier crema. Si es necesario utiliza tu desmaquillador habitual pero deja bien seca la zona.


Para que el proceso sea más rápido y los resultados sean mejores, podrás aplicar con tu secador de pelo durante 5 segundos un poco de calor a la parte superior de tu rizador. De esta forma es calor permitirá curvar un poco más las pestañas. Ten cuidado y no te quemes, solamente es aplicar un poco de calor.

Abre el rizador, introduce las pestañas y sujétalas desde la raíz entre 10-30 segundos. No estires, ni aprietes demasiado fuerte, ni te des tirones, ya que puedes arrancarte pestañas. Realiza este proceso con suavidad y con la presión necesaria. A continuación repetirás el mismo proceso en el otro ojo. Acuérdate que deberás reemplazar las almohadillas de tu rizador metálico cada 2 meses aproximadamente y mantenerlo siempre limpio.

Cómo cuidar las pestañas


La función natural de las pestañas es la de proteger al ojo, formando una barrera contra cualquier objeto nocivo e incluso para dar sombra a nuestro ojo. Pero también son capaces de hacer nuestra mirada mucho más atractiva e incluso permitir que nuestros ojos parezcan más grandes.
Así que debemos preocuparnos por los cuidados de estas, que además, ¿sabías que las cambiamos cada 5 meses?

Un buen cepillado diario es muy recomendable para ayudar a su fortalecimiento, aunque no estemos acostumbradas a maquillarnos los ojos todos los días. Cuando realicemos este proceso podremos echarnos algún tipo de aceite o de vaselina (con cuidado para que no se nos introduzca en el interior del ojo) para una mayor vitalidad.


Con la ayuda de un rizador de pestañas permitiremos que se adapten a la forma perfecta, para que nuestro ojo incluso luzca más grande. Cuidaremos el rizador manteniéndolo limpio y no se lo dejaremos a otras personas para evitar así el contagio de bacterias.

Es muy importante mantener una buena hidratación y mantenerlas nutridas para que no se nos terminen cayendo. Nuestras pestañas están formadas por escamas de queratina que se encargan de la elasticidad y la durabilidad.

Por ello tendremos cuidado al desmaquillarnos. Será un proceso con muchísima suavidad (no frotaremos). Podremos utilizar un algodón empapado en nuestro desmaquillante habitual, realizando movimientos muy lentos desde dentro hacia fuera.

Ten en cuenta que que al igual que para los cuidados de nuestro cuerpo en general una buena dieta alimentaria es imprescindible. Al igual que para nuestro cabello, la caída del mismo puede ser la consecuencia de la falta de alguna vitamina.

Pestañas postizas


Algunas las han probado y quedaron encantadas, otras todavía no. Si tú eres de las que todavía no se ha atrevido, no puedes dejar pasar la oportunidad de ponerte este complemento que vuelve a estar tan de moda para realzar tu mirada y potenciar tu atractivo.

Aunque no son fáciles de poner, es cuestión de práctica y seguro que con los pasos a seguir que aquí te vamos a explicar, en poco tiempo parecerás toda una profesional.

1- Las pestañas postizas pueden ser de diferentes tipos: largas, súper largas, gruesas y con colores y tamaños. Acuérdate que deben parecer naturales. Lo mejor es que la primera vez compremos un par de modelos por si el primer intento no nos sale bien.

2- Nos limpiamos el rostro y aplicamos nuestra base o maquillaje, excepto en los ojos.

3- Espejo. Si es de aumento mucho mejor. Aplicamos delineador.

4- Colocaremos las pestañas en nuestros párpados y con unas tijeritas cortaremos el extremo que sobra para que no nos moleste dentro del ojo. Luego cortaremos las del otro ojo.

5- Pondremos la goma en el filo de las pestañas ayudándonos con un palillito, por ejemplo. Dejamos secar un momento y la colocamos en el párpado lo más cerca posible de la línea de nuestras pestañas, utilizando el delineado que hicimos primero.

6- Presionaremos desde el centro hacia los extremos con el palillo.

7- Un consejo: para que tus pestañas se integren con las postizas, puedes utilizar una cucharita colocándola sobre la línea de las pestañas y así aplicar el rimmel contra la superficie de la cucharita.

8- Aplicaremos las sombras y el resto del maquillaje.

Smoky eyes (ojos ahumados)


Es una de las grandes apuestas de la temporada y diseñadores como Ungaro o Salvatore Ferragamo no han dudado en oscurecer todas las miradas.

Atrévete con el maquillaje “ojos ahumados” y adáptalo al tono de tus ojos y cabello, además no hace falta ser una experta maquilladora. ¿Comenzamos?

Tu set:

Sombras 2 o 3 colores. Una es el color del ahumado que tú deseas. Un color café oscuro o negro para crear el efecto ahumado y un tono claro.
Base de sombras.
Delineador, para pronunciar más la mirada.
Mascara oscura que potencie tus pestañas, mejor si es con efecto volumen o espesor.
Pinceles o brochas para aplicar sombras.
Opcional: rizador de pestañas.


Pasos a seguir:

1- Aplica la base de sombras por todo el párpado.

2- Enmarca con el delineador. Sella el trazo. Traza una línea a ras de las pestañas (arriba y abajo) con el lápiz, en el color que prefieras, a juego con la sombra y mejor oscuro (ideal negro). Difumina y sella con la sombra oscura del dúo utilizando un pincel.

3-
Un toque de luz. Abrir la mirada. Lo siguiente es conseguir un punto de luz, con la sombra más clara en el arco superciliar (bajo la zona más alta de la ceja) y, de forma opcional, también en el lagrimal. El efecto conseguido será sorprendente: agranda y abre el ojo.

4- Sube las pestañas. Aplica la máscara de pestañas, mejor con acción volumen, alargadora o con efecto “pestañas postizas”.

¡Atrévete y cuéntanos que tal!

Latisse, nuevo alargador de pestañas


La prestigiosa empresa farmacéutica Allergan, fabricante del popular producto antiarrugas Botox, saca a la venta un potente alargador de pestañas llamado Latisse que promete revolucionar el mercado de la cosmética. El producto destaca por proporcionar además de un color más oscuro y mayor grosor.

El medicamento estará disponible para su venta con receta en las farmacias estadounidenses en el mes de marzo, con un precio que rondará los 100 euros por un pack mensual. Sin embargo, no tardará en llegar a Europa.

Latisse estará indicado para aquellas personas que sufran hipotricosis, una enfermedad congénita que consiste en la pérdida parcial de pelo, aunque la demanda será mayor por sus aplicaciones cosméticas.