¿Desodorante o antitranspirante?: las claves para elegir bien

sudor
El verano es una de las épocas del año en las que es más habitual sudar, aunque también las personas que hacen ejercicio físico o practican algún deporte sudan durante todo el año. Incluso, hay quienes que, aunque no hagan ninguna actividad, suelen tener una alta sudoración. De manera generalizada, se tiende a hacer uso del desodorante, sobre todo, para evitar el mal olor o un exceso de sudor. Sin embargo, existen otros productos que son muy útiles y, quizá, menos conocidos. Aquí los explicamos con el fin de elegir el que mejor se adapte a cada caso.
SEGUIR LEYENDO «¿Desodorante o antitranspirante?: las claves para elegir bien»

Remedios caseros contra el sudor

camisa sudada
Hay algo que es inevitable en verano y es el hecho de pasar calor ya estemos en la sombra que a pleno sol. Una de las peores consecuencias del calor es que nuestro cuerpo reacciona sudando. Y el sudor echa muy mal olor. La sudoración excesiva puede ser una enfermedad muy molesta y algo embarazosa, sobre todo porque de ahí te pueden oler los pies, las axilas y las manos y no es agradable que esto suceda cuando te encuentras en un evento importante.
SEGUIR LEYENDO «Remedios caseros contra el sudor»

Consejos para evitar la sudoración excesiva

mujer sudando
Cuando el calor arrecia, nuestro cuerpo desarrolla unos mecanismos especiales para enfriarse de forma natural. Es lo que se conoce como transpiración o sudoración. El sudor puede salvar la vida de una persona, ya que contribuye a enfriar su cuerpo en situaciones de calor extremo, pero también puede hacernos pasar vergüenza, ya que no suele ir acompañado de un buen olor.
SEGUIR LEYENDO «Consejos para evitar la sudoración excesiva»

Cómo controlar el exceso de sudoración


Que nuestro cuerpo sude es saludable. El sudor sirve para controlar la temperatura de nuestro organismo. El problema aparece cuando la sudoración es excesiva, lo que casi siempre resulta muy desagradable y, en según qué situaciones, puede jugarte una mala pasada.

Las personas que sudan en exceso padecen lo que se conoce como hiperhidrosis. Sus glándulas sudoríparas trabajan muy activamente aunque la temperatura del cuerpo no sea demasiado alta, lo que se traduce en problemas de relación con los demás y en una autoestima baja. Lo importante es controlar la situación y ponerle solución, por la tiene.
SEGUIR LEYENDO «Cómo controlar el exceso de sudoración»

Problemas con el sudor durante el verano


¿Cómo se puede hacer frente a la sudoración, sobre todo, cuando llega el verano? No hay nada más desagradable que unas incómodas manchas blancas blanquecinas en la zona de las axilas. Este problema se convierte en algo muy habitual cuando llega el sofocante calor del verano. Todo el mundo, busca una buena solución para este problema pero, a veces, esa solución es muy difícil de encontrar. La más obvia, por supuesto, es tener un buen antitranspirante.

Este tipo de desodorantes, hace maravillas en verano pero existen otros métodos que te pueden ayudar con este problema. Aunque pienses que no tiene nada que ver, limitar el consumo de café y de té durante el verano te ayudará mucho. No se deben beber más de dos tazas de café caliente o té al día durante el verano. Beber más, podría aumentar significativamente la temperatura de tu cuerpo y causar una excesiva sudoración.

Otra bebidas que debes tener un poco alejadas, son las energéticas. La sudoración excesiva, también suele estar relacionada con las comidas picantes y la falta de ejercicio físico. Las personas obesas tienden a sudar más y suelen pasarlo pero durante el verano. Comer saludablemente y mantener un peso corporal adecuado puede ayudarte mucho con la sudoración. El jugo de tomate puede ser utilizado para el enfriamiento del cuerpo, así que intenta tenerlo siempre a mano.

Un poco de jugo de limón y bicarbonato de sodio en las axilas harán que la sudoración frene bastante. Esta mezcla, también te hará sentirte más frec@. Otra cosa que puedes hacer es sustituir las comidas altas en calorías por frutas y verduras. Algunas comidas son muy difíciles de metabolizar, por lo que el cuerpo comienza a sudar.

La sudoración profusa


Una sudoración excesiva puede ser un síntoma claro de un desequilibrio general del cuerpo. Como todos sabemos, una sudoración demasiado excesiva puede convertirse en un verdadero problema. Este tipo de sudoración se denomina profusa y la padece casi un 2% de la población. Esta, se debe a la sobreproducción de sudor por parte de las glándulas de las axilas, las palmas de las manos, la cara y los pies. Afortunadamente, hoy en día existen diferentes métodos que pueden solucionar parcial o totalmente este problema.

Las glándulas sudoríparas se pueden paralizar temporalmente con inyecciones de Botox, es decir, se bloquea pueden temporalmente pero recuerda que antes de someterte a este tratamiento debes consultar con un médico especialista en la materia. De todas formas, existen remedios temporales que te pueden ayudar a disimular este problema en determinadas ocasiones:

– Camiseta de repuesto
Intenta llevar siempre una segunda camiseta en el coche o en tu bolso. Una prenda nueva te permitirá moverte de manera más cómoda. Recuerda que los colores claros señalan de manera más evidente la zona por la que se está sudando más. El negro es el mejor color. Evita el color gris.

– Elige los materiales de tus prendas
Necesitas que el material permita traspirar a tu cuerpo. Además, existen materiales que se secan más rápidamente que otras. El algodón tarda bastante tiempo en secarse. El poliéster tarda bastante menos tiempo pero este material se desgasta antes con el sudor.

– Túmbate y relájate
Los expertos aseguran que cuando nos tumbamos en posición horizontal, el sudor bajo el brazo se detiene por completo. Esto sucede ya que las glándulas sudoríparas se relajan y reducen su velocidad. Puede que te dé un poco de vergüenza pero, puede ser un buen remedio para dejar de sudar en determinadas ocasiones. Búscate un sitio en el que relajarte.