Recetas naturales para combatir el envejecimiento de la piel


La aparición de arrugas en el rostro a medida que cumplimos años es un proceso natural que no podemos detener a menos que encontremos una fórmula mágica para detener el paso del tiempo. Mientras tanto, sin embargo, sí podemos utilizar una serie de remedios naturales que nos ayuden a retrasar la aparición de las arrugas, manteniendo nuestro rostro joven y terso por más tiempo. Aquí te presentamos algunas de ellas:

Infusión de romero: Para prepararla necesitas unas hojas de romero y un poco de vino blanco. Pon el vino en un recipiente, añade las hojas y calienta la mezcla y retira antes de que comience a hervir. Cuando esté tibio, viértelo en un recipiente de cristal y guárdalo en la nevera. Cada mañana, después de lavarte el rostro en la forma habitual, aplícate la infusión y déjala actuar hasta que se seque la piel. A continuación ya podrás maquillarte.

Mascarilla de huevo y fresas: Necesitarás seis fresas maduras, una clara de un huevo y ocho gotas de agua de rosas. Comienza licuando las fresas y mezclando el zumo con la clara del huevo a punto de nieve. Añade después el agua de rosas, cuidando de que la clara no se baje. Finalmente aplícate la preparación sobre la cara, especialmente en aquellas zonas donde la piel esté más envejecida. Déjala actuar durante quince minutos, hasta que la mascarilla que seca y dura. Para terminar, aclárate la piel con agua tibia.

Mascarilla de miel: Necesitas suero fisiológico, miel de abeja y aceite de oliva a partes iguales hasta lograr una mezcla homogénea. Aplícatela después sobre la cara y déjala actuar durante veinte minutos y entonces aclárate con agua tibia. Esta mascarilla puedes aplicarla dos o tres veces a la semana y te ayudará a combatir las arrugas profundas del rostro, matizándolas y haciéndolas menos visibles.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *