Tratamientos naturales para las varices


En verano, al quitarnos las medias y ponernos los pantalones cortos y las minifaldas es cuando nos damos cuenta de la aparición de varices en nuestras piernas. Este hecho, además de un problema médico es un problema estético, ya que las “arañitas vasculares” suelen restar belleza a nuestras piernas. Por ello, te proponemos una serie de remedios naturales para combatirlas que te permitirán ganar en salud y belleza:

Ungüento de ajo: Corta seis dientes de ajo en láminas finas y mézclalos con tres cucharadas de aceite de oliva y el zumo de un limón. Agita bien la mezcla y guárdala en un envase de vidrio con un tapón de corcho. Déjala reposar durante doce horas. Pasado este tiempo, date un ligero masaje en la zona donde tengas las varices y después aplícate la mezcla. Es conveniente que lo hagas cuando no tengas que salir, ya que el olor es fuerte.

Remedio de té: Prepara una taza de té común y añádele dos cucharadas de vinagre de manzana. Ya sólo tienes que aplicarte la mezcla con un algodón sobre las varices por la mañana y por la noche.

Vinagre de manzana: Empapa una esponja en vinagre de manzana y aplícala en la zona afectada dos veces al día durante un mes. Ese mismo mes debes tomar dos cucharadas de vinagre de manzana disueltas en un vaso de agua dos veces al día.
– Agua de hamamelis (witch hazel): Aplica directamente el agua de hamamelis con un algodón sobre las varices.

Hidroterapia: Utiliza dos barreños que sean lo suficientemente altos como para que quepan tus piernas hasta las rodillas. Llena uno con agua caliente que no queme y otro con agua fría. Sumerge las piernas en el balde de agua caliente durante 3 minutos y después en el de agua fría por 30 segundos. Repite tres veces terminando con el agua fría. Repite este tratamiento todos los días durante un mes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *