Masaje para eliminar la retención de líquidos
La mayoría de las mujeres sufrimos de retención de líquidos, lo que hace que las piernas y los tobillos se nos hinchen, sobre todo cuando se acerca la menstruación. Como resultado de esto, además, cuando esta retención de líquidos se produce aumentamos de peso, pudiendo, debido a esto, variar nuestro peso habitual en dos o tres kilos. A veces, además, la retención es tan severa que puede hacer que sintamos pesadez e incluso dolor en las piernas.

Para evitar esta acumulación de líquidos debemos beber abundante agua y tomar una dieta sin exceso de sal, que contribuyen a la retención. También hemos de practicar ejercicio físico para movilizar líquidos y, finalmente, podemos aplicarnos nosotras mismas un masaje que nos ayude a eliminar los líquidos retenidos.

Para este masaje debemos utilizar un aceite corporal, que hará que el masaje sea más efectivo. Actualmente en el mercado puedes encontrar una amplia gama de aceites aromáticos, así que sólo tienes que elegir el que más te guste y ya estarás preparada para disfrutar del masaje.

A continuación, aplica el aceite por las pantorrillas y los tobillos, que será donde se acumula principalmente el líquido, mediante un masaje profundo pero no demasiado enérgico. El siguiente paso es pellizcar suavemente la piel para conseguir reactivar la circulación. Comienza por los empeines de los pies y sigue hasta llegar a las ingles, que es donde se encuentran los ganglios que van a absorber el líquido acumulado.

Finalmente masajea las piernas con las palmas de las manos, con energía y en círculos, de forma que aún estimules más la retención de líquidos. Para terminar debes tumbarte con las piernas en alto, apoyadas en la pared o en una silla y permanecer en esta posición durante quince minutos.

Cuando bajes las piernas las sentirás más ligeras y deshinchadas.