Consejos para unas piernas más ligeras

piernas-ligeras
Con la llegada del calor es más habitual que las piernas se noten mucho más pesadas que en invierno. Para sentirlas más ligeras hay una serie de trucos y de consejos que pueden seguirse y que van desde una alimentación específica a cuidados con cremas y otros tratamientos y, por supuesto, el ejercicio.

Alimentación

Uno de los consejos más efectivos para sentir unas piernas más ligeras es cuidar la alimentación. Lo más conveniente es seguir una dieta rica en frutas y verduras frescas y, además, comer con poca sal. También es aconsejable beber mucha agua para evitar la retención de líquidos. La cantidad recomendada es de 2,5 litros diarios.

Ejercicio

La actividad física también ayuda a sentir las piernas menos pesadas. Entre los mejores ejercicios que se pueden practicar está caminar, que además es sencillo, económico y cómodo para realizar en cualquier momento. También son idóneos montar en bici y la natación.

Cremas

Los cosméticos son buenos aliados para intentar mejorar la sensación de pesadez de las piernas. Lo más recomendable es emplear una crema que sea descongestionante en aquellos casos en los que los tobillos se hinchan o pesan. Este producto se tiene que aplicar dando un masaje con movimientos ascendentes desde el tobillo hasta la parte de atrás de la rodilla.

Los productos anticelulíticos son igualmente aconsejables cuando la pesadez de las piernas está relacionada con la acumulación de grasa localizada. Aplicarlo a diario ayuda a aliviar esa sensación de pesadez.

piernas-ligeras

Tratamientos

Además, se pueden seguir otra serie de tratamientos que se hacen en centros de belleza y estética como el drenaje linfático, que ayuda a eliminar los líquidos retenidos y a aligerar las piernas a través de un masaje manual. Similar es la presoterapia, aunque en este caso el masaje se hace de forma mecánica con unas botas que es importante que cubran toda la pierna y la zona de la cadera y cintura.

Finalmente, si hay celulitis o grasas acumuladas, otra alternativa es la mesoterapia que permite actuar sobre la grasa para quemarla a través de pequeñas inyecciones subcutáneas con activos que ayudan a eliminar las acumulaciones de grasas. En algunos casos, puede ser conveniente que se complemente con masajes como presoterapia o bien el drenaje linfático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *