Agua para aliviar las piernas en verano

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

piernas ligeras verano
Piernas pesadas, hinchazón… son sensaciones que se acentúan en verano con el calor, aunque es una época del año que es idónea para aprovechar los beneficios que tiene el agua para mejorar la circulación sanguínea, contribuir a evitar la retención de líquidos y, en definitiva, sentirse mejor y conseguir unas piernas más estilizadas. Así que si estás en la playa o en la piscina, toma buena nota de estos consejos con los que notarás la diferencia.

Los trucos

El agua es muy beneficiosa para el organismo y no solo al ingerirla, sino también para realizar actividades dentro de ella porque es muy terapéutica. Y, para conseguir unas piernas más descansadas y menos hinchadas, también es una buena opción. Para aprovechar sus beneficios, te proponemos una serie de actividades muy sencillas que puedes hacer en la playa, piscina e, incluso, en la bañera de casa.

Uno de ellos es hacer baños de pies, de manera que los sumerjas en agua fría durante unos minutos, siendo conveniente que la pierna esté cubierta hasta una altura aproximada de la rodilla. No hay excusas si el agua de la piscina o del mar está fría porque ese frío es beneficioso. De hecho, es conveniente evitar el agua caliente o templada.

Otra de las actividades que es muy fácil de realizar es caminar por el agua. Las que estáis ahora en la playa podéis aprovechar para disfrutar de unos largos paseos por la orilla del mar aunque, para que se note el efecto, igualmente el agua debe llegar a la altura de las rodillas y, mejor si está fría.

piernas ligeras verano
Este mismo movimiento se puede hacer en alguna piscina que no cubra mucho. Si no se encuentra una con el nivel de agua hasta la rodilla, también realizar en una que cubra hasta la cintura más o menos.

El ejercicio igualmente es idóneo para casa. Para ello, tan solo se tiene que llenar de agua la bañera hasta que llegue hasta la rodilla y hacer el camino que, en este caso, será más corto por la longitud. No obstante, también se puede simular el movimiento de caminar, pero sin moverse del sitio. Es muy efectivo.

Y, finalmente, es muy bueno para aliviar las piernas dar chorros de agua fría con la ducha a los pies para continuar subiendo por la cara interna de las piernas hasta llegar a las rodillas y hacer ahí unos movimientos circulares. Posteriormente, se tiene que bajar por su parte exterior hasta el pie de nuevo. Si estás en la playa o en la piscina, hazlo en las duchas mientras te quitas la sal del agua de mar o la arena o bien el cloro. Ya verás como funciona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *