Cronoalimentación: la nueva dieta para perder peso

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

cronoalimentacion
Muchas personas ganan peso en Navidad por los excesos. Sin embargo, hay expertos que aseguran que el problema no son las fechas navideñas porque es una época a la que hay que llegar con “los deberes hechos”. Ya sea antes o después de las fiestas, seguramente pensarás en bajar de peso. Hoy te vamos a contar en qué consiste la cronoalimentación, que es la última dieta para bajar de peso que, además, también permite equilibrar el organismo, tener unas digestiones más ligeras y conciliar mejor el sueño.

Las claves de la cronoalimentación

La cronoalimentación se basa en el propio reloj del cuerpo. El organismo segrega a determinadas horas del día, y ante unos estímulos concretos, las hormonas, ácidos digestivos o neurotransmisores, entre otros. Un motivo por el que esta dieta se basa en poder comer de todo durante todo el día, pero hasta llegar a un máximo de 1.500 calorías diarias.

Su secreto está en modificar los horarios en los que se come en función del propio ritmo horario de las células, lo que se combina con el valor nutricional de los alimentos y su posibilidad de almacenarse.

Como se sigue esta dieta

Esta combinación que parece difícil no lo es tanto en realidad. La base está en hacer cuatro comidas diarias, que se corresponden con el desayuno, comida, merienda y cena. De entre todas ellas, en torno al 80% de la comida se toma en el desayuno y en la comida.

cronoalimentacion
En estas dos tomas, desayuno y comida, es cuando la persona tiene que ingerir los hidratos de carbono y las grasas porque el sistema que elimina las grasas del cuerpo es más activo en las primeras horas de la mañana y aún lo es más si se hace ejercicio físico en la primera mitad del día. Por su parte, las proteínas se tienen que comer por la noche, siendo conveniente tomar legumbres o pescados a esa hora del día.

Estos pasos se complementan con otras pautas como no saltarse ninguna comida para evitar comer de más en la siguiente y cocinar con la menor cantidad de grasa posible aunque se consuman estos alimentos por la mañana. Tampoco es bueno picotear entre horas porque de nada habrá servido el esfuerzo.

Por supuesto, no hay que olvidarse de beber dos litros de agua al día como mínimo y no tomar nada de alcohol o bebidas con gas o azúcar. Sí están permitidos los refrescos light con moderación, el café natural y las infusiones a las que se les puede poner un poco de sacarina.

Artículos relacionados:

Cronoalimentación: la nueva dieta para perder peso

Llega la dieta slow: ¿en qué consiste?

Los alimentos clave en una dieta exprés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *