Ejercicios sencillos diarios para tener un vientre plano

consejos-vientre-plano
Tener un vientre plano no es una misión imposible. Aparte de las cremas y tratamientos específicos para esta parte del cuerpo, en el día a día pueden adoptarse una serie de pautas que son de gran ayuda para conseguir este objetivo. Tan solo hay que ser constante y tener un poco de fuerza de voluntad para no abandonar la rutina.

Los consejos

El ejercicio es una buena manera de reducir abdomen y de ganar firmeza en la zona del vientre. Sin embargo, no siempre es necesario machacarse en el gimnasio para conseguirlo, puesto que hay actividades que son más simples, menos agotadoras e, igualmente, efectivas. Por ejemplo, una buena acción es inflar un globo todas las noches porque así se consigue ejercitar el músculo transverso abdominal.

También es recomendable controlar muy bien la respiración para no forzar la zona del abdomen. Lo idóneo es inspirarpor la nariz y espirarpor la boca, de manera que se utiliza el diafragma y no la caja torácica. Un paso que, aunque parece que es nimio, realmente es importante porque una mala respiración contribuye a aumentar la hinchazón.

consejos-vientre-plano
Caminar erguida es otra de las acciones que pueden ponerse en marcha. La postura adecuada cuando se está andando es sacar pecho y meter la tripa, de manera que los músculos del estómago se contraen de forma suave.

Y, por supuesto, también son muy útiles los denominados abdominales hipopresivos, que se caracterizan por trabajar la musculatura interior. Aunque hay varios tipos, uno de los ejercicios más sencillos es tumbarse en el suelo con la espalda bien apoyada y las rodillas flexionadas con los pies bien apoyados en la superficie.

Desde esta postura, hay que coger aire para llenar la parte del abdomen inferior y expulsarlo lentamente, pero haciendo una contracción hacia dentro como si el ombligo tuviera que atravesar el cuerpo y llegar a tocar el suelo. Repitiendo este sencillo movimiento, se lograr trabajar la musculatura interior y la faja tensora natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *