Las frutas más saludables

frutas saludables
El verano es una de las épocas del año que más invita a cuidarse porque llegan nuevas frutas muy refrescantes, pero también saludables y que aportan bienestar al organismo, además de no tener la necesidad de tomar platos más calóricos para hacer frente al frío. Aquí te proponemos unas cuantas frutas para que puedas tomarlas y sentirte mucho mejor por dentro y por fuera.

Las frutas

Una de las mejores frutas para el cuerpo es el albaricoque por su contenido elevado en caroteno, que ayuda a prevenir el cáncer de piel y a que la dermis luzca un aspecto más radiante, ya que también es beneficiosa para la regeneración de los tejidos. Además, ahora que se va hacia el verano y se quiere estar morena, otro dato a tener en cuenta para consumirla es que facilita el bronceado.

La piña es otra de las frutas que no puede faltar en la dieta por su alto contenido en fibra y en bromelina, que favorece el tránsito intestinal. Según las pautas de alimentación que se sigan para perder peso, es también ideal porque ayuda a evitar la retención de líquidos y es una buena aliada para quemar las grasas y combatir la celulitis.

frutas saludables
Los frutos rojos, así como las ciruelas, tienen grandes propiedades para la salud y la belleza y estamos ahora en un buen momento con fresas, cerezas…. Su máximo beneficio es el poder que tienen contra el envejecimiento de la piel porque todas estas frutas son ricas en antioxidantes. También son de gran utilidad para que el cerebro esté en forma.

Y, aunque los higos son calóricos, consumidos con moderación tienen beneficios que no hay que obviar. Uno de los más importantes es su aporte en calcio, siendo muy importante para los huesos y para prevenir la osteoporosis. Otra de sus ventajas para la belleza es que el líquido blanco que segregan al cortarlos de la higuera permite tratar las verrugas.

Y, finalmente, el top five de frutas lo cierra el membrillo, que se caracteriza por aportar unas buenas dosis de energía –lo que viene muy bien para quienes no toleran el calor y se sienten menos dinámicos-, y para las articulaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *