Los abdominales que hacen las famosas

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

abdominales famosas
Tener el vientre plano es el objetivo que muchas mujeres persiguen y que, quizá, ansían con más ganas, sobre todo, cuando ven que muchas famosas no tienen ni un gramo de grasa en esa zona del cuerpo y que lucen una silueta escultural. Como todo, tiene truco, y consiste en hacer una serie de ejercicios con los que se trabajan varias zonas al mismo tiempo porque, evidentemente, las famosas no están, por más que digan, todo el día en el gimnasio. Son ejercicios que se pueden encontrar en muchos centros deportivos, aunque habitualmente no se hacen en clases porque es un trabajo individual que se tiende a hacer más de la mano de un entrenador personal. Pero aquí te decimos cómo puedes hacer en casa uno de los más efectivos. Su nombre es planks, aunque también se conocen como isométricos.

Los abdominales

La principal clave radica en que estos ejercicios trabajan varias partes al mismo tiempo como el abdomen, el pectoral, los hombros y los cuádriceps. Y todo ello con ejercitar un solo músculo, que está situado en la parte más interna del cuerpo y que atraviesa esas zonas como si fuera un auténtico cinturón. Este músculo, además, permite trabajar en mayor profundidad la zona abdominal, tanto en el caso de la parte superior como inferior para tener el vientre totalmente plano.

El ejercicio parece inicialmente sencillo, pero realmente no lo es tanto porque se tiene que tener la postura exacta para que sea efectivo. Además, hay que aguantar en esa posición tiempo para conseguir esa efectividad porque, a diferencia de los abdominales que se hacen sobre bancos de ejercicio o colchonetas, este no se realiza en movimiento.

abdominales famosas
La posición parte de tumbarse en el suelo boca abajo. Hay que elevar el tronco, las piernas y los brazos para que todo el cuerpo quede como una línea recta perfecta, teniendo que apoyar las puntas de los pies y las palmas de las manos, que son el único punto de contacto con el suelo.

Una vez conseguida esa posición, hay que aguantar la postura unos 30 segundos, teniendo que ir aumentando el tiempo conforme se va controlando más la técnica. No obstante, si no se consigue las primeras veces alcanzar ese tiempo, tampoco hay que preocuparse porque se va ganando resistencia conforme se va haciendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *