Trucos para controlar la ansiedad y no engordar

trucos-control-ansiedad
Seguro que en esta época del año ya estás inmersa en la operación bikini para lucir una silueta espectacular tras quitarte unos kilos. Esto no siempre es fácil. Muchas veces cuando te pones a dieta empiezas a sentir ansiedad porque que se quiere adelgazar más rápido de lo que realmente el organismo lo hace. Además está todo el estrés y las situaciones de nervios que se viven en el día a día para poder llegar a todo. Sin embargo, acabar con este tipo de hambre que surge de la ansiedad es posible. Tan solo tienes que aprender a controlarla. Para ello, la alimentación es un buen aliado porque hay productos que incluyen sustancias y componentes que ayudan a mantenerla bajo control con tan solo comerlos.

Triptófano

Bajo este nombre, se esconde en realidad un aminoácido. Su papel principal es hacer que el cerebro potencie su producción de químicos para sentirnos mejor. Este componente se encuentra en alimentos como el pollo, los frutos secos, semillas de chía, plátano, queso leche soja o avena.

Proteínas

Las proteínas son también fundamentales en la dieta. El motivo no es otro más que ayudan a aumentar los niveles de dopamina y noradrenalina, que incrementan la energía mental y mantienen la ansiedad bajo control. En este caso, debes incorporar a tu dieta las carnes, así como otros alimentos entre los que destacan el yogur griego, el huevo, las lentejas, los frutos secos o la soja.

Vitamina B

La ansiedad a su vez se controla aumentando la ingesta de vitamina B. La clave está en que hay muchos estudios que establecen una relación directa entre el estado anímico y el nivel de esta vitamina en el organismo.

trucos-control-ansiedad
De esta manera, un déficit se asocia con un estado depresivo. Para evitar esa sensación y controlar la ansiedad motivada por un estado de tristeza, los mejores alimentos son el pollo y carne de vaca, así como vegetales verdes, huevos, frutos secos, aguacate, legumbres, arroz y cítricos.

Omega 3

Muchos estudios avalan que el consumo de Omega 3 está relacionado con el buen humor, contribuyendo así a reducir la ansiedad. Se encuentra en cantidades importantes en productos como el salmón, el atún, las anchoas, el arenque o las sardinas.

Carbohidratos complejos

Este componente ayuda aumentar la producción de serotonina, que es también otra de las sustancias que contribuye al bienestar mental. Además, como son de lenta asimilación, se evitan los picos de azúcar y los bajones anímicos. Principalmente, se encuentra en el trigo y en el arroz integral.

Artículos relacionados:

Estrés: el principal enemigo de todas las dietas

Cuatro dietas que no debes hacer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *