Cuidado de la piel de los codos


Aunque no se habla tanto de ellos como de la celulitis o del peso, uno de los pequeños detalles que también nos preocupan a las mujeres es el de tener la piel de los codos muy seca. En esta zona, debido a que es la que envuelve la articulación del brazo, la piel es más gruesa y presenta una mayor acumulación de melanina, lo que lleva a que, si no nos ocupamos de ella con regularidad, presente un aspecto ajado y arrugado. Es ahora, en el invierno, cuando estamos a tiempo de cuidarnos para, con la llegada del buen tiempo, lucir unos codos suaves.

Para cuidarlos, lo primero que debes hacer es una exfoliación profunda . Para lograrla, cada día, cuando te duches, sobre la piel húmeda utiliza un guante de masaje, frotando con movimientos circulares, tanto con el brazo doblado como extendidoeste área, tanto con el brazo extendido como con el codo doblado.

Una vez hecha la exfoliación, hay que hidratar muy bien la piel. Para ello, calienta un poco (sólo un poco, ten mucho cuidado con las quemaduras) un poco de aceite y viértelo en dos recipientes. Comprueba la temperatura y después, introduce los codos durante diez minutos en el aceite. Pasado este tiempo, sécalos bien con una toalla y aplica abundante crema hidratante. Si quieres potenciar el efecto de la crema, corta la parte de los dedos de unos calcetines viejos y, después de echarte la crema, póntelos en los brazos de forma que cubran la parte del codo.

Otra forma de hidratarlos es, antes de la ducha, frotarlos con una mezcla de aceite, zumo de limón y azúcar. Si lo haces todos los días, notarás los resultados en poco tiempo.

Cuida de tu piel antes de ir a dormir


Cuando cae la noche es un buen momento para cuidar nuestra piel, en ocasiones el sueño nos vence sin habernos ocupado de una correcta higiene del rostro y al día siguiente eso nos puede pasar factura. Si pasan muchas jornadas sin eliminar los residuos de maquillaje, el polvo y otros productos naturales como el sudor y los aceites segregados por la piel, así como las células muertas, podrían afectar nuestra piel y propiciar las temidas arrugas. No hay nada más recomendable que dedicarnos cada noche unos minutos frente al espejo.

Lo primero que debemos hacer es lavarnos el cutis con abundante agua fresca. Pero en lugar de emplear jabón que tiende a resecar la piel, es recomendable emplear una crema o loción limpiadora que se adapte a los diferentes tipos de piel. En ese sentido, existen gran variedad de las marcas como Lancome, Aveda, Clarins, Avon o Pevonia que poseen una amplia gama de productos como limpiadores para pieles secas, sensitivas o maduras, mientras que se aconsejan para pieles algo grasas son gelatinosos.


A pesar de que nos gusten por el aroma que desprenden, debemos evitar los productos que incluyan fragancias fuertes, generalmente asociadas a productos químicos que pueden erosionar la capa más fina de nuestra piel. Sin embargo, sí puedes utilizar los aromatizados con esencias naturales como pueden ser el agua de rosas, de violetas o de camomila. Cuidado también con otras sustancias limpiadoras que contengan alcohol (reseca la piel), aceite mineral (tapa los poros) y colorantes, pues a pesar de parecer muy buenos productos, pueden poseer materias primas que podrían ser perjudiciales a largo plazo.

Si de realizar una buena limpieza de la piel, nos siguen apareciendo unos antiestéticos puntos negros, no hay por qué preocuparse. Después de aplicarnos la crema limpiadora, podemos hacer un baño de vapor de un agua que provoca la relajación de los músculos faciales y la apertura de los poros, con lo que podrás aprovechar para quitar los puntos negros con cuidado para no lastimarte el cutis, sin apretar en las zonas donde tengas barros o espinillas.

Efectos del abuso del alcohol sobre tu piel


Está claro que a todas, cuando salimos, nos gusta tomarnos una copa de vez en cuando, y desde luego no vamos a privarnos de ese placer. Pero debemos tener en cuenta que, a parte de los efectos que puede tener el alcohol sobre nuestra línea, dado su alto grado calórico, también causa perjuicios a nuestra piel, por lo que es mejor no pasarse con las copas.

– El alcohol reduce el nivel de vitamina A en nuestro cuerpo. Esta vitamina es la responsable de la regeneración de las células de la piel, por lo que si no tenemos suficiente, nuestra piel tendrá un aspecto menos sano y terso. Por otra parte, la vitamina A es un poderoso antioxidante que contrarrestra el efecto de los radicales libres en nuestro cuerpo, los responsables del envejecimiento.

– Beber demasiado alcohol dilata los vasos sanguíneos, con lo cual algunos pequeños capilares se quiebran, provocando microscópicas lesiones en la piel que pueden agravar cierto tipo de afecciones dermatológicas como la rosácea o el acné.

– El alcohol también afecta a las fibras de colágeno, con lo que causa un envejecimiento prematuro y hace que la piel pierda suavidad y da aspecto opaco a la piel, debido a que, cuando bebemos demasiado alcohol, se reduce el nivel de oxígeno en nuestra sangre y, consecuentemente, nuestra piel se oxigena peor, a veces incluso adquiriendo un color amarillento.

Sin embargo, esto no significa que debas abstenerte de tomarlo. Estudios médicos han revelado que el alcohol, tomado con moderación, es beneficioso para el sistema cardiovascular, reduce el riesgo de enfermedades como la diabetes y está demostrado que el vino tinto reduce los niveles de colesterol. No se trata de dejar de disfrutar sino, simplemente, de hacerlo con moderación.

Perjuicios del tabaco para la piel del rostro


Dejar de fumar siempre es una buena idea, porque supone un gran beneficio para tu salud, pero no sólo eso, sino porque el tabaco también tiene efectos muy nocivos sobre tu piel. Aquí te los explicamos para que te animes a dejarlo:

– El tabaco pronuncia las arrugas alrededor de los labios. Cada vez que damos una calada, fruncimos los labios, y, cuando fumamos, lo hacemos muchas veces, con lo cual el desagradable «código de barras» es mucho más pronunciado en las fumadoras que en las que no lo son, y al ser arrugas funcionales, es mucho más difícil hacerlas desaparecer.

– El tabajo produce estrechamiento de los capilares de la piel, por lo que hace más difícil que se oxigene. Por esta razón la piel se vuelve más frágil y opaca, perdiendo el aspecto de la piel sana, y esto favorece la aparición de manchas en la piel y le da un aspecto grisáceo.

-Cuando fumamos, el humo que asciende desde el cigarrillo o que expusamos al exhalar una bocanada se deposita en los poros de nuestra piel, cerrándolos y llenándolos de suciedad, con lo que el tabaco favorece la aparición de granos y espinillas o puede agravar afecciones de la piel como el acné en las chicas jóvenes.

– Si eres fumadora y están pensando en someterte a una operación de cirugía estética, ten en cuenta que, debido al tabaco, la piel cicatriza mucho peor y son más frecuentes las infecciones, por lo que el postoperatorio puede ser más complicado que si no eres fumadora.

– El tabaco también se asocia a la aparición de enfermedades de la piel como la psoriasis y el eczema, o, si las padeces, se verán agravadas por él.

– Y, por último, no olvides la manchas en los dedos que la nicotina y el humo provoca, dándoles un aspecto amarillento.

Cepillado del cuerpo (body brushing)


El cepillado en seco del cuerpo es uno de los tratamientos de belleza que más beneficios proporciona, ya que nos ayuda a combatir la indeseada celulitis, activar la microcirculación, con lo que evitaremos la aparición de las varices, y tonificar áreas problemáticas de nuestro cuerpo. También eliminaremos toxinas y aliviaremos el trabajo de órganos como los pulmones, los riñones o el hígado, ya que el cepillado en seco se basa en los fundamentos de la digitopuntura, con lo que lograremos activar la energía de todo el cuerpo.

Lo mejor de este tratamiento es que no necesitamos ir a centro de belleza a que nos lo hagan, sino que podemos realizarlo en casa de forma económica y natural, ya que lo único que necesitamos es un cepillo para el cuerpo, eso sí, de buena calidad y preferiblemente de cerdas naturales para evitar la irritación de la piel.

La mejor hora para cepillarnos la piel es antes de dormir o antes del baño.

Para realizarlo, cepilla la piel sin utilizar ningún aceite o crema, con movimientos circulares o de abajo hacia arriba. Empieza con la piel de las manos y continúa con los brazos hasta los hombros. Después comienza por los pies y continúa hacia arriba, piernas, muslos, hasta terminar con el pecho y la espalda.

Evita la zona del busto, ya que la piel es muy sensible y se irrita fácilmente.
Pon énfasis en las zonas donde tienes celulitis, en las que puedes cepillarte más enérgicamente. Si no tienes mucho tiempo, puedes cepillarte sólo esas zonas, pero para obtener todos los beneficios de esta técnica es mejor que realices un cepillado completo de tu piel.

No te cepilles en zonas donde tengas moratones, cortes o heridas y en zonas con espinillas.

Recuerda que si padeces eczema o dermatitis no debes utilizar esta técnica.

Cuidar la piel del rostro en invierno


Si el cuidado de la piel de la cara es importante todo el año, lo es aún más en invierno. Las inclemencias climatológicas como el frío, la nieve, el viento y los cambios bruscos de temperatura pueden resecar y dañar nuestra piel haciendo que aparezcan rojeces e incluso dermatitis.

Para evitar esto podemos seguir diferentes pautas:

Hidratar más la piel, con productos con mayor nivel de hidratación de los que utilizamos habitualmente. No hay que olvidar que la calefacción aumenta el nivel de sequedad del ambiente en esta época del año. Por ello también es necesario beber más agua para mantener un nivel natural de hidratación de la piel. Esto es especialmente importante para las pieles secas.

Proteger la piel del rostro con prendas de abrigo. Bufandas, bragas y gorros se deben convertir en parte indispensable de nuestra indumentaria.

Limpieza de la piel mañana y noche. En invierno debemos utilizar productos más suaves, por lo que evitaremos el uso de exfoliantes y otros productos que puedan agredir y debilitar nuestra piel. Un limpiador con hidratación adicional nos ayudará en esta tarea.

Es necesario prestar una atención especial a los labios. Un buen consejo es mantenerlos hidratados con cacaos ricos en vitamina E, que incrementan la protección del cacao. De esta forma evitaremos que nuestros labios se sequen o agrieten.

Si vamos a la montaña o a la nieve, es necesario complementar este cuidado con una protección solar suficiente para evitar las quemaduras solares y prestar atención especial al cuidado de la nariz y los labios, cuya sensible piel se quema más fácilmente.

Con todos estos cuidados gozaremos de una piel suave, cuidada y luminosa incluso en el más duro invierno.

Los beneficios para la piel del aceite de oliva


Usado en tiempos antiguos por los egipcios, griegos, romanos y árabes para preparar comidas, perfumes y humectantes, así como para proteger la piel de los atletas, su uso en nuestros días tiene un mayor alcance.
El aceite de oliva no sólo es un ingrediente básico en la cocina mediterránea, ganando cada vez más popularidad a nivel mundial, sino que gracias a sus beneficios antioxidantes es un ingrediente para el cuidado de la piel de muchas compañías de cosméticos.

Gracias a su poder antioxidante, el aceite de oliva ayuda a proteger la piel contra los efectos dañinos de los radicales libres, retrasando el envejecimiento de la piel.

A continuación te ofrecemos una serie de “recetas” para que tú también puedas aprovechar los beneficios de este producto tan natural:

Aceite de oliva en la piel:

Puede usarse como aceite de cuerpo. Por supuesto que el aceite de oliva tiene un olor característico y esto hace que no sea el aceite de cuerpo favorito pero es muy nutritivo. Puede emplearse en la piel irritada del bebé.

Aceite de oliva en masajes:

Un aceite de oliva ligero puede usarse para aceite de masajes. Es mejor que el aceite mineral contenido en la mayoría de aceites comerciales.

Para las manos:

Si tienes las cutículas partidas o ásperas puedes ponerte unas gotas de aceite de oliva y masajear las cutículas todos los días.

Para los pies ásperos:

Puedes ponerte un aceite ligero para suavizar los pies.

Mascarilla con aceite de oliva:

Mezcla la clara de un huevo con unas gotas de aceite de oliva y una cucharadita de miel. Aplícala sobre la piel limpia y déjala por 10 minutos. Para todo tipo de piel es hidratante.

Dejar de fumar: la mejor medicina para tu piel


Todos sabemos que fumar es nocivo para la salud. Sin embargo, al contrario que los hombres, cada día son más las mujeres que fuman. Si no te parece suficiente el riesgo de cáncer para dejar de fumar, quizás la perspectiva de tener una piel más sana y bonita te resulte más atractiva…

La piel refleja la primera los beneficios de dejar de fumar y además se nota a las pocas horas de abandonar el tabaco. Esto es así porque la piel está más hidratada.

El tabaco es un poderoso factor de envejecimiento y consecuentemente tiene bastante que ver con las arrugas en el rostro y otras partes del cuerpo, además de los efectos de igual y peor signo que provoca en el interior del organismo.

La culpa la tienen los radicales libres y los especialistas calculan que cada bocanada de humo de un cigarrillo contiene unos dos billones de estas moléculas responsables del proceso continuo de oxidación y envejecimiento prematuro de los miles de millones de células sobre las que está edificada nuestra identidad física.

Así las cosas, el efecto de los radicales libres y otras sustancias nocivas de tabaco atañen también, y de manera muy especial, a los pulmones y conductos respiratorios.

Pero aparte del mejor lustre de la piel, las ventajas inmediatas en el organismo se reflejan también en los sentidos del gusto y el olfato, y en que desaparece la tos matinal. Al dejar de fumar se mejora el mal gusto de boca, los problemas de halitosis y los problemas dentales.

A medio plazo cede paulatinamente la sensación de cansancio, y después de cinco años sin fumar el riesgo de sufrir un ataque cardiaco es similar al de una persona no fumadora y a los diez, y según la misma fuente, se reducirá a un tercio el riesgo de padecer cáncer de pulmón.

Tratamientos para la psoriasis


La psoriasis es una enfermedad crónica que lesiona la piel. Puede aparecer a cualquier edad, aunque en un tercio de los casos lo hace antes de los 20 años. Las lesiones están constituidas por áreas rojas, cubiertas por escamas. Se distribuyen generalmente en codos, rodillas y cuero cabelludo.

Las causas que la originan no están identificadas, aunque intervienen factores heredofamiliares en su aparición y factores del medioambiente que desencadenan los brotes de la enfermedad. No existe cura para esta enfermedad pero con un tratamiento constante la calidad de vida de los que la padecen mejora notablemente.

La soriasis se puede tratar localmente mediante la aplicación de cremas que contienen corticoides, derivados de la vitamina D3, alquitrán de hulla y/o tópicos retinoides.

También se utiliza la fototerapia con luz ultravioleta para las formas moderadas de esta enfermedad. La radiación con PUVB es usada en los casos graves o moderados, combinada con medicinas.

En los últimos avances en el tratamiento para la psoriasis dentro de las terapias biológicas, destaca una droga llamada efalizumab, exenta de toxicidad, que brinda una duradera remisión de síntomas. La gran ventaja de éste tipo de agente biológico es que producen remisiones muy prolongadas, es decir que se puede controlar la enfermedad por largos períodos de tiempo.

El tratamiento elegido, lo determinará el profesional especializado y dependerá del grado de evolución de la psoriasis y de la actitud del enfermo de llevarlo a cabo.

Con frecuencia la distorsión de la autoimagen de las personas con psoriasis, les hace creer que no pueden llegar a ser felices. Realmente, pensar que por no tener una enfermedad uno sería mucho más feliz es un error. Claro que sería más cómodo y más agradable no padecerla, pero eso no nos convertirá en personas totalmente felices.

Muchas veces, en lugar de vivir cada situación asumiendo que la enfermedad es una parte más de nuestra vida, caemos en el error de centrar nuestra vidas en ella.

Si padeces psoriasis no debes obsesionarte con el aspecto de tu piel, aún así si te sientes mejor disimulando las lesiones puedes utilizar maquillaje. Eso sí, debes tener la precaución de comprobar en una pequeña zona afectada por psoriasis que ese maquillaje en concreto no produce un empeoramiento. Es importante desmaquillarse bien por la noche y aplicar mucha crema hidratante.

Sisley y La Mer contra el envejecimiento de la piel


Las conocidas marcas La Mer y Sisley, acaban de lanzar al mercado unos cosméticos que seguro te permiten lucir una piel mucho más radiante. Conocida por sus cremas milagrosas, La Mer ha creado un nuevo producto pensado para la zona de los ojos. Eye Concentrate es una crema que hidrata y humecta la piel alrededor de los ojos para disolver el aspecto tan feo que proporcionan las arrugas, las ojeras y las bolsas. También se encargará de restaurar la flexibilidad de la piel y el resplandor de la zona.

El secreto de la crema radica en su contenido único. Está formada por tres fórmulas únicas formadas por Miracle Broth ™ que ayuda a curar y a renovar la piel. Eye Concentrate viene con un aplicador especial cuya punta es de plata y que permite distribuir correctamente la crema mientras es capaz de activar la microcirculación.


El segundo cosmético del que te hablamos es de la conocida marca Sisley. Su nuevo tratamiento anti-envejecimiento se encuentra en el interior de una crema de noche que contiene ingredientes de gran calidad. La crema combina la cronobiología avanzada, la genética y la fisiología de la piel en general para así poder reducir el envejecimiento casi a la mitad del proceso natural.

Supremya, contiene diferentes ingredientes botánicos que en conjunto contribuyen a mejorar las células de la piel mediante la ayuda de su crecimiento y la reparación. Para Sisley, la piel se “alimenta” mucho mejor por la noche, ya que tiene menos obstáculos para hidratarse: contaminación, los rayos solares, etc.