Ejercicios para tener un cuerpo 10 rápidamente

abdominales-core
Seguramente, estos días estarás inmersa ya en la operación bikini y, además de seguir una alimentación más equilibrada y saludable, también estarás empezando a hacer ejercicio. Por este motivo, vamos a hablar hoy de tres ejercicios que te permiten trabajar todo el core. Es decir, muslos, zona pélvica, abdominales, lumbares y la musculatura de la columna, que es el centro del cuerpo para que todo el organismo este equilibrado, aparte de ser las áreas en las que, en general, toda mujer debe incidir para evitar la acumulación de grasas.
SEGUIR LEYENDO “Ejercicios para tener un cuerpo 10 rápidamente”

Consejos para unos muslos sin flacidez

muslos firmes
Las piernas y, sobre todo, los muslos es una de las partes en las que antes se nota la flacidez conforme van pasando los años, además de influir también otros factores como la falta de ejercicio, cambios de peso u hormonales… Como siempre en cuestión de belleza, la mejor arma es la prevención y cuidarse un poquito todos los días a través de sencillos gestos que ayudan a estar mucho mejor.
SEGUIR LEYENDO “Consejos para unos muslos sin flacidez”

Tips para perder grasa y volumen en los muslos


Una de las zonas donde más tiende a acumularse la grasa en el cuerpo de la mujer son los muslos, tanto a la altura de las caderas (las famosas cartucheras) como en toda la extensión de los mismos e incluso las rodillas. Incluso estando delgadas, podemos notar cómo la grasa se acumula en ellos, alejándonos de la posibilidad de lucir las piernas que soñamos.

Sin embargo, con un poco de constancia y siguiendo los consejos de los especialistas, podemos lograr eliminar esta grasa, con la ventaja añadida de que podremos perderla también en el resto del cuerpo.
SEGUIR LEYENDO “Tips para perder grasa y volumen en los muslos”

Conseguir unos muslos delgados y tonificados


Uno de los problemas más comunes al que se enfrentan muchas personas es la acumulación de grasa en la zona del abdomen y el muslo. Los muslos tonificados y bien formados que no se tambaleen o se agiten es lo que todo el mundo desea. Pero la reducción de calorías y una sesión de entrenamiento general, no te van a ayudar a obtener unos muslos más delgados y tonificados.

Se deben realizar ejercicios específicos para esa zona determinada del cuerpo. Además, también hay que tener en cuenta el tema de la dieta. Para ayudar a obtener los muslos más tonificados y torneados, se puede optar por el Pilates, el yoga, los ejercicios de ballet y ejercicios isométricos. Cuando estos ejercicios se hacen en conjunto con cardio-training y se sigue una dieta saludable, los muslos se transformarán gradualmente.
SEGUIR LEYENDO “Conseguir unos muslos delgados y tonificados”

Lifting para redefinir los muslos


Con el paso del tiempo, la flacidez de la piel se va haciendo patente en todas las zonas de nuestro cuerpo. A ello puede contribuir también la falta de ejercicio o el hecho de haber perdido mucho peso, especialmente si ha sido en poco tiempo. En estos casos una de las zonas más afectadas son la cara interior de los muslos, donde se acumula grasa y la piel se descuelga, haciendo que nuestras piernas presenten un aspecto poco atractivo. En estos casos, tenemos en la cirugía una gran ayuda, pues nos va a permitir solucionar el problema con el denominado lifting de muslos, que nos va a permitir elevar el tejido que se ha descolgado tanto de los muslos como de las nalgas.

Se trata de un procedimiento muy seguro, pero no deja de ser una intervención quirúrgica, por lo que deberemos elegir un centro de confianza para realizarlo.
SEGUIR LEYENDO “Lifting para redefinir los muslos”

Eliminar la celulitis de los muslos


La celulitis es un problema que acompaña a casi todas las mujeres y que al llegar las vacaciones y lucirnos en bañador o en bikini, se hace aún más evidente. Vientre, caderas y muslos son los lugares donde es más común que se instale y de la que es muy difícil eliminarla. Aquí te dejamos unos consejos para eliminar la celulitis de los muslos:

– Realiza ejercicios específicos de reafirmación de la piel. Muchas veces hacemos horas y horas de ejercicio que realmente tienen poco o ningún efecto sobre esa zona concreta que queremos trabajar. Si lo que queremos es afinar los muslos, podemos elegir entre la sencilla caminata o el jogging si te gusta y otros ejercicios reafirmantes, como sentadillas, subir y bajar escaleras, etc.

– También nos ayudarán a combatirla los estiramientos, ya que alargan el músculo, estilizando nuestra figura, por lo cual deberemos realizar 15 minutos de estiramientos diarios. Lo ideal es que los hagas de cuerpo entero, ya que te proporcionarán tonicidad y flexibilidad a toda la musculatura.

– Si estás en la playa, puedes hacer una mascarilla casera a base de agua y sal marina y frotar con ella las zonas afectadas por la celulitis al tiempo que realizas un masaje, lo que estimulará la circulación y te ayudará a eliminarla más rápidamente.

– No te olvides de las cremas anticelulíticas, un gran aliado en esta lucha. Recuerda que la constancia es esencial para obtener resultados, por lo que debes aplicártela al menos una vez al día.

– Sigue una dieta equilibrada, baja en grasas y rica en frutas y verduras, lo que te ayudará a mantener el peso y a que la celulitis no aumente.

Tonificar y estilizar los muslos


Muchas de nosotras no estamos contentas con nuestros muslos, nos gustaría que fueran más ágiles, más firmes y hacer desaparecer la celulitis de ellos. Pues bien, siguiendo estas pautas puedes conseguir los muslos que siempre has soñado, firmes y tonificados:

– Toma los hidratos de carbono por el mediodía, ya que, si los tomas para la cena, tienden a acumularse en los muslos. Es preferible una cena ligera con verdura y una proteina suave, como pescado.

Bebe mucha agua, que te ayudará a eliminar líquidos y toxinas.

– Después de la ducha o el baño, date duchas de agua fría, no helada, en los muslos. Esto te ayudará a tonificarlos y al mismo tiempo estimulará el metabolismo y movilizará la grasa localizada.

Ejercicios específicos para reducir los muslos:
La silla: Apoya la espalda en la pared y separa un poco los pies, que estén paralelos a la anchura de tu cadera. Flexiona las piernas hasta quedarte sentada en un asilla imaginaria. Mantén la posición unos segundos y vuelve a ponerte de pie. Haz 3 o 4 series de 10 movimientos y descansa unos segundos entre cada serie.

Flexiones: Ponte de pie, con los brazos separados a la anchura de la cadera y las palmas de las manos sobre los muslos. Flexiona las rodillas estirando los brazos hacia adelante y vuelve a la posición inicial. Haz entre 20 y 30 repeticiones.

Saltos largos: Con los pies juntos, salta tan lejos como puedas. Hazlo unas tres veces por minuto durante cinco minutos, con lo cual lograrás una serie de 15 saltos. Esfuérzate por llegar lo más lejos que puedas, meciendo los brazos cuando saltas hacia adelante.

Saltos altos: Durante noventa segundos, salta tan alto como puedas, eso sí, con cuidado de no hacerte daño.

Repite estos ejercicios al menos cinco veces por semana y rápidamente observarás los resultados.